Paisajes sin la cámara (V): playas de Machalilla. Landscapes without my camera (5): beaches of Machalilla.

Salaite, una playa perdida al norte del Parque Nacional Machalilla. Playas diferentes en esta época del año, con el cielo cubierto y las aguas verdosas. También tiene su encanto.

Caminamos hacia el sur observando el acantilado que cierra la playa y preguntándonos si podremos pasar hasta la siguiente. Y observando también la marea para estar atentos y que no nos deje bloqueados en algún rincón sin salida. Los pelícanos sobrevuelan las olas con increíble precisión, a escasos centímetros (¿milímetros?) del agua. Las fragatas revolotean por doquier, buscando cualquier oportunidad para robar el alimento a alguien. Los cangrejos se esconden bajo la arena a nuestro paso, para salir poco después a nuestras espaldas. Pero no todos, hay algunos bien ocupados. La marea ha traído algunos tamboleros espinosos, una especie de pez globo que cae en las redes de los pescadores que luego los sueltan heridos o muertos. Los cangrejos, los basureros de la playa, se encargan de comérselos.

Después de pasar varios tramos rocosos con facilidad, una muralla cierra el paso hacia la siguiente playa. Pero, sorprendentemente, ya cerca del final, descubrimos que la roca está agujereada y forma un estrecho arco que permite ir un poco más allá… pero no mucho más, no hasta la siguiente playa, quizás en marea baja, quizás en otra ocasión.

Unos quilómetros más al sur nos recibe Machalilla, un pequeño pueblo de pescadores, cielo plomizo y agua verdosa, casas a un lado y al otro la arena y el mar salpicado de barcas, con el trajín de los pescadores que se repite día tras día. Caminando de nuevo hacia el norte observamos, nosotros y un grupo de gallinazos negros, algo que flota cerca de la orilla. Una tortuga marina muerta, ya algo descompuesta, que apetece mucho a estos otros basureros de la playa. Las olas traen y llevan la tortuga, sin acabar de vararla del todo. Los gallinazos se acercan y alejan al ritmo de las olas, sin alcanzar la tortuga, como si tuvieran miedo de mojarse los pies. Por el momento, se quedan sin el preciado botín.

Quienes sí que han conseguido algo, un poco más adelante, son los pescadores. Un grupo de hombres descargan las pesadas cajas repletas de pescado en un camión, y las vuelven a llenar sin cesar en el barco, en un ir y venir que atrae a propios y a extraños. Esta vez las fragatas no pueden robar el pescado, son especies demasiado grandes. Se trata del preciado dorado y de algún pejesierra, un pescado azul más esbelto que los atunes y no tan grande. Pero durante la limpieza de las cajas y la barca sí que se aprovechan las fragatas y, con el trozo más grande de pescado, se organiza una especie de partido de rugby aéreo, todos contra todos, en que la pelota es arrebatada al contrario, cae hacia el mar, es cogida al vuelo y cae de nuevo al mar, originándose una melé de fragatas que va y viene con las olas.

Anuncios

Acerca de Valentí Zapater

(Castellano, Català) ES [shān]: en chino mandarín, montaña. En la montaña me siento pleno, realizado, como una pequeña partícula del universo del que formo parte. Soy periodista, escritor y fotógrafo, actualmente enfocado en el proceso del final de la vida y en la muerte. Realizo artículos y reportajes rigurosos, críticos y con análisis. También con algo de poesía, si conviene. Me gusta poner el énfasis en las acciones transformadoras que pueden construir una sociedad más justa. Desde 1998 he publicado en revistas como National Geographic, Pyrenées, Ecuador Infinito, Wend Magazine, Altaïr, Pirineos y Descobrir. También he sido miembro del consejo de redacción de la revista Muntanya. Colaboro en el departamento de comunicación de la "Asociación para el acompañamiento al final de la vida". A parte de disfrutar en la montaña, también disfruto en casa haciendo el pan con mis manos, cada semana. CAT [shān]: en xinès mandarí, muntanya. A la muntanya em sento ple, realitzat. Com una petita partícula de l'univers del que en formo part. Soc periodista, escriptor y fotògraf, actualment enfocat en el procés del final de la vida i en la mort. Realitzo articles y reportatges rigorosos, crítics i amb anàlisi. També amb una mica de poesia, si convé. M'agrada posar l'èmfasi en les accions transformadores que poden construir una societat més justa. Des de 1998 he publicat a revistes com National Geographic, Pyrenées, Ecuador Infinito, Wend Magazine, Altaïr, Pirineos y Descobrir. També he sigut memebre del consell de redacció de la revista Muntanya. Col·laboro en el departament de comunicació de l'Associació per a l'acompanyament al final de la vida. A banda de gaudir a la muntanya, també gaudeixo a casa fent el pa amb les meves mans, cada setmana.
Esta entrada fue publicada en fauna, animals, viajes, travel, viatges y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s